Medicamentos homeopáticos y marketing de confianza

¿Alguna vez has teniendo la sensación después de comprar algo de que te han engañado? ¿Esa sensación de que en realidad no necesitabas comprar eso? Hoy te hablo de medicamentos homeopáticos y marketing de confianza.

medicina homeopática marketing

Quedaban 3 días para mi viaje a Vietnam y mi garganta volvía un año más a darme guerra.

Con 6 años fui operado de anginas y durante la operación me dejaron un resto de una angina que siempre me ha dado problemas y los virus cada cierto tiempo disfrutan a mi costa dejándome algunos días en la cama o al menos bajando considerablemente mi actividad normal.

Aunque según los médicos esto era algo bueno ya que de esta forma ese resto de angina podía seguir creando glóbulos blancos para las defensas.

Precedentes

Hacía un año, durante mi viaje anual de esquí, estaba en los Alpes franceses y de nuevo la garganta volvía hacer de las suyas.

Por suerte tenía una amiga farmacéutica y conseguí Azitromicina, el antibiótico que me salva en estos casos.

El paracetamol, Frenadol, Ilvico y otros medicamentos similares no me hacen nada y si seguía así me iba a quedar sin poder esquiar durante los próximos días.

En 2 días estaba prácticamente recuperado y pude disfrutar del viaje y de la nieve.

La nueva medicina homeopática

Retomando mi viaje a Vietnam, veía que me podía pasar lo mismo así que decido pedir cita e ir al médico privado ya que en Vietnam desconocía cómo funcionaba la atención médica.

En la seguridad social me daban cita para dentro de una semana y ya sería demasiado tarde.

Le comento el caso a la médica y tras un chequeo rápido me dice algo entre lo que oigo la palabra “homeopáticos“.

Mi cerebro actúa a la defensiva incrédulo y no hace caso.

Al poco rato estoy en la farmacia con mi “botiquín de viaje” y 60€ en medicamentos homeopáticos.

Sí, lo que acababa de comprar eran “medicamentos” que no servían para nada.

Menos mal que por suerte tenía la Azitromicina.

Ya en el coche me empiezo a dar cuenta de lo sucedido.

Acababa de ser timado.

Había entrado en juego el poder de autoridad que posee un médico.

Al tener una fecha límite (me iba de viaje en 3 días), hacía que fuera el “cliente” perfecto.

Medicamentos homeopáticos“. Llego a casa y lo busco en internet. No entendía cómo en una farmacia se vendían este tipo de productos que consisten en usar el placebo como medicamento.

Lo que debía ser un gasto de 6€ se había multiplicado por 10.

Esta es la composición de Oscillococcinum, un medicamento homeopático utilizado para el tratamiento sintomático de los estados gripales. Cada envase unidosis de 1 gramo contiene: sacarosa 0,85 gramos, lactosa 0,15 gramos, Anas barbariae 0,01ml. Es decir, pagas 30€ por una cucharada de azúcar y un poco de leche.

Te recomiendo leer mi libro “33 técnicas de persuasión infalibles: Utiliza la influencia positiva para alcanzar tus metas” para saber más, y la confianza que genera su puesto.

Nota: mi libro no debe ser muy bueno porque a pesar de conocer muchas técnicas de persuasión he caído de nuevo.

Los incentivos

¿Sistema de afiliación? ¿Comisión por ventas? ¿Patrocinio? O simplemente a algunos médicos les habían lavado el cerebro en una de esas charlas milagrosas en las que se usan técnicas de marketing agresivas para cambiar los patrones de pensamiento.

Un título llamativo como “La era de la nueva medicina“, una canción pegadiza, algunos casos de éxito ficticios, efectos secundarios reales de los medicamentos tradicionales, y ya tenían una nueva ristra de médicos cualificados dispuestos a vender medicamentos homeopáticos a los pardillos de turno.

Si a eso añadimos algunas técnicas usadas por sectas para recolectar a personas independientemente de su nivel cultural, tenemos a cientos o miles de personas vendiendo productos homeopáticos.

La palabra medicamento

Además, la estrategia de marketing estaba muy bien pensada.

Se había conseguido añadir la palabra “medicamento” junto a “homeopático“.

Medicamento: Sustancia que, administrada interior o exteriormente a un organismo animal, sirve para prevenir, curar o aliviar la enfermedad y corregir o reparar las secuelas de esta.

Realmente no es un medicamento ya que no previenen, curan o alivian enfermedades. Es un placebo. Pero parece que hay intereses económicos importantes.

El caso de Steve Jobs

No voy a entrar mucho en este tema, pero creo que era necesario comentarlo.

«Steve Jobs trató su cáncer con zumos. Cuando quiso operarse era tarde»

Todos estamos expuestos a ser engañados y la maleabilidad del cerebro nos permite cambiar nuestros pensamientos más arraigados si se saben tocar las teclas adecuadas.

Debemos estar atentos.

La estrategia de Marketing

Hay cursos de homeopatía e incluso listas de “Los mejores medicamentos homeopáticos” para posicionar bien en Google.

A finales de 2018 se aprobaron más de 2000 medicamentos homeopáticos en España.

No obstante, hasta qué punto no estábamos ya siendo engañados con los “medicamentos tradicionales“. Frenadol, Ilvico, Supradyn, complementos alimenticios de todo tipo, Actimel para las defensas…

El caso es que tenía una bolsa de productos homeopáticos en mi casa, 60€ menos en el bolsillo, una bajada de confianza en la figura del médico notable y no me había enterado que el gobierno permitía la venta de este tipo de productos en las farmacias.

Sin duda, la estrategia de marketing había funcionado incluso con una persona que conocía este tipo de productos.

No me quiero imaginar cuánto dinero pueden gastarse otras personas que crean en esta medicina, cuántas personas empezarán a creer en ella por el simple hecho de que se encuentren en las farmacias (al igual que pasa con el tabaco que utiliza la creencia popular no puede ser tan malo si se el estado permite que se venda en tiendas accesibles para todo el mundo), cuánto será el incremento de ingresos del estado y cuanto estarán ya facturando estas empresas.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) publicó la Orden Ministerial que inicia el procedimiento para el registro de los productos homeopáticos.

Estoy seguro que son las propias Farmacéuticas las que están detrás de todo esto.

La Sociedad Española de Medicina Homeopática (SEMH) y algunas empresas que producen este tipo de productos como Boiron, están haciendo muy buen trabajo de SEO.

Lo que está claro es que el juego acaba de empezar y aunque todos tenemos claro que muchos medicamentos probados y testados producen graves efectos secundarios, el efecto placebo y este negocio tan lucrativo pasará mucho tiempo con nosotros.

¡Quiero saber tu opinión!

¿Conoces los medicamentos homeopáticos? ¿Usas alguno de ellos? ¿Algo que opinar?

¡Cuéntame en los comentarios!

Si crees que este post puede ayudar a alguien, te invito a que lo compartas
[Votos: 2, Promedio: 5]
Internet

Comentarios

  • Carlos Alonso ,

    Los productos homeopáticos (me niego a llamarlos medicamentos) llevan vendiéndose en farmacias más de 20 años sin tener el obligatorio registro de sanidad. Son por lo tanto ilegales (de momento) aunque se mira para otro lado.
    Su prescripción y dispensación también incumple varios apartados del código deontológico tanto médico como farmacéutico.
    Prácticamente todas las sociedades científicas (salvo las que ganan dinero con la homeopatía) están en contra del timo.

  • Comentario nuevo

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Recomendado
    265: Cómo crear un Plan SEO de 3 meses
    Más leído
    264: 3 plugins de SEO imprescindibles