7 Claves para trabajar el branding de tu negocio online de coaching o desarrollo personal

Tomas Ubiera, diseñador gráfico especializado en identidad visual para el sector del desarrollo personal nos trae las 7 Claves para trabajar el branding de tu negocio online de coaching o desarrollo personal. Te dejo con él:

claves branding coach marca
Print Friendly, PDF & Email

¿Qué es lo primero en lo que se fija un potencial cliente cuando aterriza en tu web o redes sociales?

Cuando alguien te encuentra en internet tienes el tiempo de vida contado. Como sabes, pueden pasar dos cosas:

  1. Atrapas su atención para que realice la acción que tu quieres: que lea un texto, se descargue tu lead magnet, o haga click en comprar.
  2. Sale y te olvida para siempre.

En la vida (y los negocios online) no hay segundas oportunidades para causar una buena impresión, tienes tan solo una, y puedes perderla en un segundo si tu branding no está bien trabajado.

Pero ¿Qué es eso de branding?

Hay tantas definiciones (y confusiones) con este anglicismo que prefiero resumirlo a lo básico, branding no es más que la construcción y la gestión adecuada de tu marca, este proceso lo llevas a cabo con diferentes acciones y estrategias que favorecen tu imagen de marca.

No es un logotipo o simplemente los colores de tu web, más bien, en un trabajo de construcción de marca influyen elementos tanto visuales como no visuales.

Trabajar bien estos elementos que componen tu marca online es lo que te hará ganar más rápido la atención de tus visitantes para convertirlos en lectores, suscriptores o clientes.

Además, cuidando la identidad visual de tu marca, generas mayor confianza en tus potenciales clientes y el valor percibido de tus productos o servicios aumenta considerablemente.

Piénsalo, ¿qué pasa cuando llegas a una web y el diseño se ve poco profesional o descuidado? ¿Cuando hay una caravana de colores y tipografías sin orden? ¿Cuando comienzas a leer y simplemente no te identificas con nada?

Te vas, tal como pasa con tus visitantes, pues la imagen de marca que se ha generado en su cabeza simplemente no le encaja, ni le dice que tú le vas a ayudar a resolver su problema con lo que ofreces.

La visibilidad está bien, siempre y cuando conozcas las bases del branding a la hora de emprender un negocio online, de lo contrario estarás desperdiciando las visitas que recibes sin importar si son menos de 100 al día o si son 10,000 al mes.

En este post te voy a contar las 7 claves de branding que debes tener en cuenta si tienes un negocio online de bienestar o desarrollo personal, para que aproveches al máximo la visibilidad que tienes ahora mismo, conviertas más suscriptores y ganes más clientes, porque absolutamente todo en tu negocio lleva tu sello único, el que verdaderamente quieren comprar tus clientes más allá de tu producto o servicio, tu marca.

El branding, es como un gran iceberg, a simple vista solo ves la parte exterior, pero hay todo un mundo debajo, es decir, más allá del logotipo, los colores, las tipografías y el estilo visual de una marca.

Branding-Iceberg-Tomas-Ubiera

Comencemos desde las bases de este iceberg, para asegurarnos de construir una marca completa y causar la mejor de las impresiones en tus visitantes.

¡Empezamos!

Crea ahora tu web de Marca Personal, aprovecha estas ofertas ahora:

Clave #1 Ten un “porqué” en tu negocio

Si no has visto el video de Symon Sinek, titulado «Start with the why» te lo recomiendo para ampliar el concepto e inspirarte.

El autor comienza mencionando que “todas las empresas saben qué es lo que hacen”, es decir, saben qué productos o servicios venden o cuanto cuestan. Por ejemplo, si te pregunto ¿A qué te dedicas? Probablemente me digas, “Tengo una web donde ofrezco servicios de XXXX, tengo un blog donde hablo sobre XXXXX y XXXXXX o vendo formación de XXXX”.

Hasta ahí todo muy fácil, el 100% debería saber responder.

Luego sigue “el cómo”, que solo conocen algunas empresas, es decir la forma en que funciona su producto diferente a su competencia, cuál es su P.U.V, qué ventaja diferencial tienen y cómo trabajan de manera distinta a sus competidores.

Pero pocos conocen realmente el “porqué” lo hacen, que se refiere a la causa, la motivación, el propósito, la filosofía o creencia detrás de todo lo que hacemos.

Más allá de un beneficio económico, hay una o varias razones por la cual hacemos todo lo que hacemos, es la gasolina que nos impulsa a emprender y querer ayudar a las personas aportandoles lo mejor de nosotros.

El dinero es tan solo el resultado, pero nunca debe ser el fin absoluto de lo que hacemos.

Circulo-Dorado-Tomas-Ubiera

Hay un motivo más fuerte de fondo que hace que te levantes cada mañana a dar lo mejor de ti, cuando este “porqué” NO está claro te faltará compromiso en tu negocio, y por tanto no verás los mismos resultados.

Pero cuando tienes un “porqué” bien definido no solo se traduce en motivación y ganas, sino que tu marca conecta de manera genuina con tus clientes y genera más compromiso de ellos hacia ti.

“People don’t buy what you do; they buy why you do it. And what you do simply proves what you believe”

Traducido

“La gente no compra lo que haces, ellos compran el porqué lo haces. Y qué haces simplemente demuestra lo que crees”

No es lo mismo decir:

“Soy Life Coach y ofrezco consultorías individuales, tengo un blog donde doy consejos útiles y un ebook gratuito, ayudo a mis clientes a identificar sus metas y mejorar su calidad de vida.”

Qué decir:

“Creo en que cada persona es capaz de transformar su vida y alcanzar sus metas sin importar que lejos les parezcan, todo ser humano tiene el derecho de vivir en un estado de felicidad plena transformando y mejorando su calidad de vida contínuamente, por eso, tengo un blog donde doy consejos útiles sobre estos temas, además tengo un ebook gratuíto, mi nombre es XXXX y soy Life Coach, ofrezco consultas individuales…”

Las marcas con un “porqué” tocan el corazón de sus clientes, inspiran al cambio y tienen algo que decir más allá de que venden y cómo lo venden.

Esta es la clave principal cuando estás creando tu marca y vas a diseñar o rediseñar tu identidad visual, teniendo esto en cuenta no solo mejoras el mensaje que das, sino que tu identidad visual se corresponde 100% a ti y a lo que ofreces.

Clave #2 Conoce (de verdad) a tu público objetivo

Aunque este punto se repite una y otra vez, es de las claves más importantes para crear una marca y diseñar una identidad visual, debes de tener en cuenta en todo momento a quien te diriges y conocer las necesidades reales de ese público.

Debes conocerlos bien, para saber cómo conectar con ellos, con sus emociones, deseos, miedos y frustraciones más profundas.

Si la definición de tu público objetivo es vaga, o no la tienes clara será difícil que puedas llamar su atención y convertirlo a cliente. Puede que tengas este punto muy claro, o puede que apenas hayas definido la edad, el sexo y donde viven, cuando en realidad lo más importante es saber cómo piensan.

Si quieres tener una marca online que conecte con tus potenciales clientes, llame su atención y sobre todo que CONVIERTA, debes conocer tu público al detalle. Y para hacerlo puedes valerte de:

Hipótesis

Si no tienes aún clientes, debes empezar a definir tu cliente ideal con investigación y mucha hipótesis, no es la opción más recomendada, pero si la necesaria cuando recién inicias y debes empezar, con el tiempo irás validando y dándote cuenta de que partes de tu hipótesis eran acertadas o no.

Análisis de otros clientes

Tus clientes pueden ayudarte a validar necesidades y problemas reales en el target que has elegido, en una conversación, una llamada, una entrevista o una encuesta puedes encontrar información cada vez más acertada y validar tus ideas más rápido.

Entrevistas

Si puedes grabarlas para repetirlas, mejor, las entrevistas bien guiadas y hechas al perfil del público al que te diriges pueden también darte más información de primera mano. Puedes hacerlas a clientes pasados y futuros clientes, o a referentes e caso de que vayas a publicarlas en tu blog.

Encuestas

Aunque una encuesta no te da tanta información como una entrevista en vivo y en directo, igual puede darte datos importantes y que no conocías sobre tu audiencia, no tienen el mismo poder que cuando estás en una llamada pero igual puedes encontrar información útil.

Con el tiempo irás perfilando cada vez más esa definición que tienes sobre tu público objetivo, puede ser interesante también hacer ejercicios como:

  • El canvas de la propuesta de valor
  • El mapa de empatía
  • El buyer persona
  • El buyer persona negativo

Clave #3 Tu posicionamiento

Y no, esta vez no hablo del posicionamiento en buscadores o en redes sociales, es parecido, pero no.

Si te digo que pienses en 3 marcas, primero un refresco, luego en algún restaurante de comida rápida, y por último en una tienda online.

¿Ya lo tienes?

Puedo apostar a que en tu lista está: Coca-Cola, McDonald’s o Amazon.

O al menos antes de elegir otra marca, alguna de estas te llegó a la mente. 😉

Eso significa que el “SEO Mental” de esas marcas está bien posicionado, recuerdas cada una de estas marcas en uno de tus “primeros resultados”, y además sabes exactamente qué venden, sin confundirte.

Entonces, eso es posicionamiento, que tu público objetivo te recuerde con una definición específica y directa del valor que aportas o la solución que ofreces a un target en específico.

Si por ejemplo tienes un blog sobre psicología, y siempre hablas de temas de terapia infantil, tu posicionamiento será el de un terapeuta infantil en lugar de un psicólogo.

Por tanto, tus contenidos pueden favorecer o destruir tu posicionamiento.

Yo en mi caso estoy apostando por la identidad visual para coaches y profesionales del desarrollo personal, si comienzo a escribir sobre email marketing, SEO, Facebook Ads mi público no entendería o no creería que realmente me dedico al branding.

Por eso debes encontrar una propuesta de valor que defina:

  • A quién ayudas: Encontrar un público específico con una necesidad real y con el suficiente “peso” o importancia para que te paguen.
  • Qué solución aportas: Saber que problema específico puedes solucionar a tus clientes.
  • Tu diferencia: Entender cómo trabajas a diferencia de tu competencia.

Si a tu propuesta de valor le falta alguno de esos 3 ingredientes quizás debas revisarla.

También debes decidir si tu posicionamiento será a nivel de marca personal o de marca corporativa.

Ten en cuenta que ninguna es mejor que la otra, es solo una cuestión de cómo quieres que se recuerde tu negocio, y hacia dónde te proyectas, puede que debas analizar pros y contras de una u otra elección.

¿Quieres que tus clientes te recuerden a ti y confíen en ti? O por el contrario, ¿tienes un equipo y quieres que tus clientes lo sepan? En este punto debes reflexionar sobre qué te conviene y hasta donde debes llegar, sin olvidar que en cualquier caso, los clientes empatizan contigo y confían en ti y luego en tu equipo (si tienes).

Clave #4 Define la personalidad y los valores de tu marca

En el mundo pueden haber miles de profesionales dedicados al desarrollo personal, puede que incluso su servicio o infoproductos sean similares al tuyo, pero aún así, puedo apostarte a que tienes una forma única de hacer lo que haces, aunque probablemente no lo sepas.

Es tu esencia, y viene marcada por dos factores fundamentales que debes tener en cuenta, tu personalidad y tus valores.

Tienes una personalidad única por la que brillas como profesional ayudando a tus clientes.

Y precisamente esa personalidad es la que ATRAE a un público que quiere lo que tú y solamente tú puedes ofrecer, recuerda que la gente no compra un infoproducto ni contrata un servicio solo “porque sí”, sino más bien, porque la marca que tienes conecta con sus valores y principios.

Este es un diferencial que nadie puede quitarte, y es clave de manera inconsciente cuando un cliente va a comprarte, ya que el 80% de la decisiones de compra se hacen de manera inconsciente y el 20% pertenece a la razón.

Por tanto, conectar con las emociones y los valores de tu público no queda como una opción. Debes definirlos y comunicarlos a través de tu identidad visual, para que esta logre atraer a tu público.

Crea ahora tu web de Marca Personal, aprovecha estas ofertas ahora:

Clave #5 Crea la identidad visual de tu marca

Si continuáramos con el ejemplo del iceberg, le tocaría el turno a la parte de arriba, es decir, a la que se puede ver a simple vista.

Dicen por ahí que como te ven te tratan, por eso, cuidar la identidad visual que proyectas a tu público debe ser importante si quieres posicionarte dentro de tu sector y transmitir el valor de tu marca y lo que ofreces con ella.

Un estilo visual no es tarea únicamente de un logotipo, este sería la puntita de arriba del iceberg, más bien, hay distintos elementos visuales que definen todo este estilo que se puede ver a simple vista en una web, una tarjeta de presentación, un PDF, redes sociales, etc.

Claro, no podríamos hablar de identidad visual sin todo el trabajo de marca anterior. Esta es la razón por la cual hay gente cambiando su logo cada dos meses. Si no sabes qué es lo que quieres transmitir con tu imagen, de nada sirve empezar a diseñar sin sentido.

Entonces, únicamente cuando ya tenemos todo bien definido es el turno de escoger elementos para construir esa identidad visual. Logotipo, tipografías, colores, patterns, plantillas de diseño en redes sociales, impresos, íconos y demás.

Una elección consciente y estratégica de estos elementos es lo que dará fuerza a la identidad visual de tu marca, y por tanto a la imagen de marca generada en la mente de tus potenciales clientes.

Aunque hay muchos elementos claves que puedes trabajar, las claves 6 y 7 son los dos elementos visuales principales.

Clave #6 Escoge más de una tipografía para tu marca

Hay fuentes de todo tipo, serif, san-serif, script, geométricas, caligráficas, handmade, retro, decorativas…

…En este aspecto es importante encontrar una fuente que pueda definir a modo visual la personalidad de la marca, siempre cuidando que sea legible (a menos que sea para una banda de heavy metal).

Vamos a definir algunas de las más utilizadas, las Serif, las San-Serif y las script para que puedas econtrar cual sería tu tipografía ideal.

Las fuentes Serif

Son conocidas por sus “remates”, osea sus decorados, en los extremos de las letras. Son bastante utilizadas en impresión, y para textos largos (como los de un periódico), pero no por eso se dejan de utilizar en medios online.

A simple vista resultan más tradicionales, sofisticacadas y formales.

El ejemplo por excelencia sería la tan conocida New Times Roman, y marcas que lo emplean como las de los ejemplos debajo.

Serif-Logos-Tomas-Ubiera

Serif-Font-Tomas-Ubiera

Las fuentes San-Serif

Al contrario que las fuentes con Serifa o Serif, las “sin serifa” o San-Serif, no tienen los remates en los extremos, también se les llama “palo seco”. Arial o Calibri, serían ejemplos de fuentes sin serifa.

Resultan en diseños de logotipos modernos y actuales, al igual que los textos. Marcas que quieren expresar más modernidad como microsoft, jeep, chanel lo emplean.

San-Serif-Tomas-Ubiera

San-Serif-Logos-Tomas-Ubiera

Las Script

Este tipo de fuentes son diferentes a las anteriores, y no suelen ser tan “visibles” a simple vista, por lo cual no se recomienda su uso para párrafos o textos muy largos.

Pueden expresar a la perfección elegancia, o incluso lujo, sofisticación o accesibilidad.

Script-Tomas-Ubiera

Script-Logos-Tomas-Ubiera

Saa cual sea la fuente que decidas usar para tu marca, esta debe ir más allá de un gusto personal, y debe expresar tu personalidad, tu esencia, y estar pensada para causar la mejor impresión en tu público objetivo.

Asegúrate de hacer una buena elección acorde a lo que quieres expresar en tus visuales.

Psicologia-Del-Color-Tomas-Ubiera

Puedes escoger varias fuentes para distintos usos, por ejemplo una fuente decorativa para títulos y otra san-serif para los textos de tu blog, pero sin pasarte, a escoger un montón de tipografías, la regla básica es no tener más de 3, teniendo en cuenta que cada fuente posee una “familia tipográfica” con distintas variaciones, por ejemplo, la helvética tiene bold, semibold, light, black, etc.

Clave #7 Escoge una paleta de colores para tu marca

Otro elemento visual que perdurará contigo será la paleta de colores que tengas para tu marca.

Hay varios puntos importantes para poder encontrar los colores para de tu marca, vamos a empezar con el método más básico y utilizado que debes tener en cuenta: la psicología del color.

Cada color (o combinación de colores) puede despertar una idea o emoción distinta, para que no te pierdas preparé esta mini-infografía para mostrarte de manera breve cuál sería la psicología del color en cada caso, y puedas ir decidiendo el de tu marca, o analizando si el que tienes ahora transmite lo que quieres.

Psicologia-Del-Color-Tomas-Ubiera-10

Bien, ya tienes mejor la idea de los colores que van contigo.

Pero hay un problema, si analizas ahora a tu competencia es probable que también estén posicionados en el mismo color que escogiste, pues también tienen un negocio que vende lo mismo que tú, y se han fijado bien en la psicología del color.

Si bien quieres diferenciarte de la competencia con tu color, también es necesario mantener la coherencia con la idea y el concepto que despierta uno u otro color.

El color que escojas debe ser coherente con la promesa de tu marca, tu personalidad y valores pero también debe ser escogido con total intención y estrategia, para que puedas diferenciarte.

Por ejemplo, si crees que según la psicología del color debes escoger azul y ves que toda tu competencia usa azul puedes escoger diferentes combinaciones o tonalidades de azul.

Por eso, es importante conocer bien a la competencia para saber cómo diferenciarnos pero sin afectar visualmente la imagen que genera nuestro negocio.

Clave EXTRA: Tus aplicaciones visuales

Finalmente, es posible tener una identidad visual bien trabajada, pero no serviría de nada si los demás visuales no van en resonancia con el resto de tu identidad.

Por ejemplo, aunque tengas un logotipo bien hecho da igual si lo colocas sobre una imagen pixelada o usas colores o fuentes que no tienen nada que ver con la identidad visual de tu marca.

Por eso, más que un logotipo necesitas una identidad visual completa y profesional, un sistema visual que marque el estilo de tu marca, te diferencie de la competencia y capte la atención de tus clientes.

¡Gracias por leer hasta el final!

Si quieres conocer las 5 claves para crear la identidad visual de tu marca de desarrollo personal con mi método paso a paso, aquí puedes descargar mi guía gratis.

¡Quiero saber tu opinión!

¿Qué te parece el artículo? ¿Aplicas estas técnicas de Branding? ¿Cómo estás trabajando tu Marca Personal?

¡Cuéntame en los comentarios!

Crea ahora tu web de Marca Personal, aprovecha estas ofertas ahora:

Si crees que este artículo puede ayudar a alguien compártelo por favor.
[Votos: 5, Promedio: 4.6]
Internet

Comentarios

  • María Hurtado ,

    Un artículo genial sobre la mejor forma de llevar a cabo tu negocio y formentar el prestigio y el reconocimiento de marca. Me ha gustado mucho. Saludos

  • Comentario nuevo

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Recomendado
    TWEEPI: Cómo conseguir 100 SEGUIDORES en TWITTER cada día
    Más leído
    Las 27 mejores herramientas SEO + Cursos y Descuentos
    Abrir chat
    1
    ¡Hola! ¿Tienes alguna duda sobre mis cursos de Marketing Digital?