Todos hemos tenido dolor de espalda en algún momento, de hecho las estadísticas demuestran que es la primera causa de consulta al médico. Si bien ésta molestia tiene muchas causas, la adopción de posturas inadecuadas es quizá su causa más frecuente.

El uso del ordenador se ha vuelto imprescindible en nuestra vida diaria. Bien sea por trabajo, educación o entretenimiento, cada día es mayor el número de personas que pasan parte de su tiempo usando estos dispositivos, muchas veces de forma inadecuada si analizamos la postura que adoptan.

Por qué ocurre el dolor de espalda al trabajar con el ordenador

Al usar el ordenador es necesario permanecer sentado y mantener algunas posturas de forma sostenida o por un periodo de tiempo variable que puede llegar a ser prolongado.

El estar sentado hace que se genere tensión en los músculos de la espalda, tanto a nivel de la columna cervical como lumbar, en especial si la silla no es cómoda o no cuenta con un soporte adecuado para poyar la espalda.

Otro problema que con frecuencia afecta los músculos es la ejecución de esfuerzos al adoptar algunas posturas, en especial para usar dispositivos como el teclado, el ratón o incluso para visualizar el monitor cuando este se encuentra a una altura que no sea la más apropiada.

Un factor adicional lo constituye el hecho de que muchas veces se mantiene una misma postura de forma sostenida por un largo periodo de tiempo, esto es considerado como un esfuerzo postural y es capaz de fatigar a los músculos involucrados.

Cómo puede prevenirse la aparición de dolor de espalda al usar el ordenador

La adopción de una serie de medidas que son además de fácil implementación, puede ayudar a prevenir la aparición de molestias como el dolor de espalda, lo que redundara en una mejora en la calidad de vida así como en la productividad.

Cada vez que debas usar el ordenador ten presentes estas recomendaciones, tu espalda lo agradecerá:

  • Usa una silla que tenga respaldar y mantén tu espalda pegada a él, si la silla es firme coloca un pequeño cojín entre tu zona lumbar y la silla.
  • Prefiere las sillas con apoyabrazos, esto te ayudara a evitar tener que mantener los brazos en el aire lo que te llevara a desarrollar dolor en los hombros.
  • El monitor debe estar al frente, evita siempre tener que trabajar con el cuello rotado hacia un lado.
  • Cada dos horas debes hacer una pausa de unos 5 minutos para cambiar de posición y hacer estiramientos. Una postura adecuada sostenida por un tiempo prolongado también puede producir lesiones.

Artículo escrito por la Dra. María Paz De Andrade, Médico Internista. Su blog: Doloronline.com

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 2, Promedio: 5]

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Simple Share Buttons